Síntomas del aneurisma: tipos, síntomas, causas, complicaciones

Los síntomas de un aneurisma dependen de dónde ocurra. Un aneurisma, un cambio peligroso en la estructura de un vaso sanguíneo, suele tardar años en desarrollarse pero no produce síntomas, lo que retrasa el diagnóstico y el tratamiento. Por lo general, los aneurismas ocurren en la aorta, en la cavidad abdominal, pero también pueden surgir en los vasos arteriales que irrigan el cerebro, o en las piernas e incluso en el corazón. Los aneurismas son una amenaza importante para la salud y la vida humanas.

Mira la película: «#dziejesienazywo: ¿Qué es el dolor?»

1. Tipos de aneurisma

Un aneurisma no es más que un ensanchamiento de una arteria que resulta del daño a su pared. Las paredes de los vasos sanguíneos son delgadas y débiles y, por lo tanto, a menudo se rompen inesperadamente. Existen los siguientes tipos de aneurismas:

  • aneurisma verdadero: su aparición generalmente se asocia con un defecto en la estructura de la pared arterial. Un verdadero aneurisma también puede resultar de una inflamación o lesión de las fibras que protegen las paredes de las arterias. El tratamiento de un aneurisma verdadero requiere la escisión e inserción de una prótesis vascular. Si el aneurisma afecta a los vasos cerebrales, el tratamiento se basa en lo que se conoce como recortándolo.

  • Pseudoaneurisma: surge como resultado de una ruptura en la continuidad de la pared de la arteria, que está rodeada por músculos, fascias y tejido conectivo. Los pseudoaneurismas son a menudo una consecuencia de procedimientos cardiológicos, por ejemplo, coronografía. Uno de los métodos de tratamiento quirúrgico para el pseudoaneurisma es la preparación y extracción de la cápsula y la sutura del vaso.

  • Aneurisma disecante: causado por la ruptura de la membrana interna. Como resultado de la ruptura en la continuidad de la membrana interna, la sangre se filtra entre las capas del vaso. Los pacientes con este tipo de aneurisma desarrollan un canal patológico en la pared del vaso. Las principales causas de este tipo de aneurisma son defectos en la estructura de las paredes de los vasos.

Además, los tipos de aneurismas se pueden detallar según su ubicación. Los médicos suelen diagnosticar:

  • aneurismas de la aorta torácica,
  • aneurismas de la aorta abdominal,
  • aneurismas cerebrales
  • aneurismas de la arteria renal,
  • aneurismas de las arterias de las extremidades inferiores.

2. Síntomas de aneurisma

Los síntomas del aneurisma dependen muy a menudo del tipo y la ubicación del cambio peligroso en la estructura del vaso sanguíneo.

2.1. Aneurisma Cerebral

Cualquiera puede desarrollar un aneurisma cerebral. La causa más importante de un aneurisma cerebral es un defecto congénito, que se caracteriza por un defecto en la estructura de la pared de los vasos sanguíneos. Tiene una membrana muscular debilitada y una membrana elástica. Un vaso sanguíneo tan débil se ve afectado por la fuerza del flujo sanguíneo y la presión con la que presiona las paredes del vaso sanguíneo. La aterosclerosis, que debilita los vasos sanguíneos, también contribuye al desarrollo de un aneurisma cerebral. Otras causas de aneurisma incluyen: enfermedades genéticas, tabaquismo, abuso de alcohol y drogas, angiopatías diabéticas e infecciones. Cualquiera de estos factores puede hacer que nuestro cerebro forme un aneurisma.

Según los estudios, un aneurisma cerebral ocurre en aproximadamente el cinco por ciento de la población. Aproximadamente diez de cada cien mil personas experimentan los síntomas agudos de un aneurisma cerebral que lo acompañan a la ruptura.

Hay cuatro tipos de aneurisma cerebral.:

  • Un aneurisma del huso generalmente se localiza en la arteria basilar y la arteria carótida interna, y en las ramas adyacentes de las arterias del cerebro. Su forma es irregular, ramificada en todas direcciones.

  • Un aneurisma miliar se encuentra con mayor frecuencia en las ramas de las arterias cerebrales en las proximidades de la corteza, el tálamo, el puente, el cerebelo y el manto.

  • El aneurisma sacular es el tipo de aneurisma más común. Ocurre en el 80 por ciento. enfermo. Está ubicado en los vasos del círculo arterial del cerebro. Su forma es esférica o algo más alargada, su tamaño puede alcanzar varios centímetros.

  • Un aneurisma de disección cerebral es raro. Surge como resultado de un daño en la capa interna de un vaso sanguíneo.

Los síntomas de un aneurisma cerebral puede no estar presente en absoluto, especialmente cuando el aneurisma está en su infancia. En la mayoría de los casos, encontrar un aneurisma cerebral antes de que se rompa es una cuestión de azar.

Los síntomas característicos solo aparecen cuando el aneurisma cerebral se rompe y sangra, o cuando crece y hay presión sobre un nervio. Una persona que padece esta afección puede sentir:

  • dolores de cabeza punzantes de alta intensidad,
  • trastornos sensoriales y de coordinación,
  • debilidad,
  • parálisis de ciertos músculos,
  • párpado caído.

Además, el aneurisma formado en la arteria cerebral puede acompañar dolor de ojoproblemas de visión (pueden provocar ceguera parcial).

La ruptura de un aneurisma generalmente se asocia con dolor de cabeza intenso, náuseas, vómitos y fotofobia. Algunos pacientes pierden el conocimiento y sienten la rigidez del cuello. Si la hemorragia es grave, puede provocar un daño focal en el sistema nervioso central y puede provocar, por ejemplo, parálisis de las extremidades.

2.2. Aneurisma de la arteria del miembro inferior.

Cuando se desarrolla un aneurisma en la arteria de la extremidad inferior, pueden aparecer síntomas de un aneurisma como problemas relacionados con la isquemia de la pierna, por lo que una persona con este tipo de aneurisma puede experimentar dolor en las extremidades, debilidad muscular y también puede notar palidez o hematomas.

2.3. Aneurisma de aorta torácica

En el caso de un aneurisma localizado en la aorta torácica (el llamado aneurisma aortae thoracalis) pueden aparecer síntomas como aneurisma dolores agudos en el pecho, dolor de cuello y espalda, que a veces se irradia a la parte superior del abdomen.

2.4. Aneurisma aórtico abdominal

Otro tipo de aneurisma puede desarrollarse en la aorta abdominal (aneurisma aortae abdominalis), los síntomas característicos de un aneurisma son dolor abdominal y de espalda intenso (en el sacro o la ingle), pérdida de peso, anorexia, orina escasa e insuficiencia renal. Si el aneurisma aumenta de tamaño, puede palparse como un bulto doloroso en la cavidad abdominal superior o media.

¿Qué es un aneurisma?

Un aneurisma es una dilatación periódica de un vaso sanguíneo en un área específica. Muy a menudo tales …

ver la galeria

2.5. Aneurisma en la pared del corazón.

Si se desarrolla un aneurisma en la pared del corazón, existe una alta probabilidad de arritmia, es decir, arritmias o sensación de palpitaciones. Además, una persona con una dilatación aneurisma de la pared del corazón puede experimentar síntomas de un aneurisma en forma de pérdida del conocimiento. Aneurisma en crecimiento puede contribuir al desarrollo de insuficiencia circulatoria, que se manifiesta por dificultad para respirar y deterioro de la afección.

3. Las causas del aneurisma

Cuales son los principales las causas del aneurisma? Para el debilitamiento de la pared arterial y en consecuencia hasta que se forme un aneurisma puede ocurrir como resultado de hipertensión arterial, aterosclerosis, defecto congénito asociado con un defecto en la pared del vaso y una lesión arterial. La sífilis es un aneurisma extremadamente raro. Los síntomas de los aneurismas se ven favorecidos por circunstancias tales como obesidad, tabaquismo, altos niveles de colesterol malo en sangre, antecedentes de infarto, edad mayor de 60 años, endocarditis bacteriana.

Para prevenir los síntomas de los aneurismas, se deben evitar los factores de riesgo y se recomiendan medidas preventivas. dejar de fumar, dieta baja en grasas, ejercicio, evitar el estrés y tratar la presión arterial alta.

4. Diagnóstico y tratamiento del aneurisma.

Cuando el médico nota síntomas de un aneurisma cerebral, debe realizar inmediatamente una tomografía computarizada de la cabeza para verificar si hay sangrado. Si no es posible realizar un examen de imagen adecuado, el médico debe realizar una punción lumbar. La tinción de sangre del líquido cefalorraquídeo indica una hemorragia. El diagnóstico de un aneurisma cerebral implica realizar una angiografía cerebral, es decir, un examen radiológico con contraste. La angiografía con el uso de tomografía computarizada y resonancia magnética también se usa cada vez con más frecuencia.

El tratamiento quirúrgico es un método eficaz para combatir los síntomas de los aneurismas. Un aneurisma exclusivamente sangrante de la circulación debe producirse lo antes posible. Nunca se sabe cuándo se romperá un aneurisma cerebral y provocará una hemorragia subaracnoidea, por lo que el momento es difícil. El paciente siempre tiene derecho a elegir el tipo de tratamiento y decidir cuándo iniciar el tratamiento del aneurisma cerebral.

Los métodos quirúrgicos para la eliminación de aneurismas se dividen en:

  • recorte,
  • envase,
  • captura.

Los aneurismas asintomáticos, diagnosticados por accidente durante exámenes de rutina, se tratan de forma electiva.

5. Complicaciones

Cuando se desarrolla un aneurisma, pueden ocurrir complicaciones graves, una de las cuales es la ruptura del aneurisma, que se manifiesta por un dolor intenso y repentino en el sitio donde se desarrolló el aneurisma, y ​​puede perder el conocimiento. síntomas típicos de shock – debilidad, inquietud, palidez, sudoración, palpitaciones, alteración del conocimiento, además, insuficiencia renal aguda (dolor en la región lumbar, hematuria, retención urinaria), isquemia aguda de las extremidades (dolor, extremidades pálidas y frías).

La rotura de un aneurisma suele provocar un accidente cerebrovascular (la mayoría de las veces se acompaña de síntomas como debilidad muscular o parálisis, alteraciones de la sensación, el equilibrio, la visión, la conciencia o el coma).

Aneurisma cerebral roto puede causar las siguientes complicaciones:

  • hidrocefalia
  • afasia,
  • paresia
  • convulsiones
  • daño cerebral.

En muchos casos, un aneurisma roto no tratado provoca la muerte del paciente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *