Costilla del diablo: características, propiedades curativas, precauciones.

La costilla del diablo, o cardo vegetal, es una planta valorada por sus propiedades curativas. Los ácidos fenólicos contenidos en la costilla del diablo estimulan la producción de bilis. La planta también tiene propiedades antiinflamatorias, diuréticas, depurativas y antirreumáticas. El uso de la costilla del diablo alivia las enfermedades reumáticas, como la gota o la artritis reumatoide. ¿Qué más vale la pena saber sobre esta planta?

Mira la película: «#dziejesienazywo: ¿Vale la pena hacer exámenes preventivos?»

1. ¿Qué es la costilla del diablo?

Costilla del diablo, es decir. cardo vegetal (Latín Cirsium oleraceum) es una planta de la familia Asteraceae. La costilla del diablo se encuentra principalmente en Asia y Europa (fuera del Mediterráneo). En Polonia, la planta se puede encontrar en el área de Warmia y Masuria, así como en lugares de montaña más baja. La costilla del diablo también se llama comúnmente hierba zarista o verduras.

El hábitat de la hierba zarista suelen ser los humedales, por ejemplo, prados o matorrales húmedos, pero también prados de piedra caliza y turberas. Esta planta, en cambio, no tolera bien los suelos ácidos con un bajo contenido de carbonato cálcico.

La costilla del diablo es una planta conocida que se ha utilizado en la medicina herbal durante siglos. La materia prima herbal es la hierba vegetal cautelosa, es decir, las hojas y el tallo.

Perenne crece de 40 a 150 cm de altura. Se caracteriza por tallos ramificados sobre los que crecen hojas espinosas de color verde oscuro. Aparecen a lo largo de toda la longitud del tallo. Hay una pelusa característica tanto en el tallo como en las hojas. La costilla del diablo florece de julio a septiembre.

La planta también tiene flores tubulares de color amarillo claro o crema. Sus frutos tienen un color amarillo grisáceo. En el suelo hay un rizoma cilíndrico de la planta, del que crecen las raíces de aspecto específico, pocas.

2. Propiedades curativas de la costilla del diablo

La costilla del diablo es una planta que muestra un número propiedades curativas. En la composición química de la hierba del zar podemos encontrar, entre otros valioso flavonoidestales como pectolina, apigenina o linarina, alcaloides, poliacetilenos, ácidos fenólicos, triterpenos tales como β-amrynya, lupeol, esteroles, hidrocarburos, sales minerales, lignanos tales como lactonas árticas y también sesquiterpénicas. Además, el cardo vegetal también abunda en calcio, magnesio, potasio y proteína.

La costilla del diablo tiene propiedades antiinflamatorias, diuréticas, desintoxicantes y antirreumáticas. Además, mejora el funcionamiento del sistema inmunológico y protege el cuerpo contra bacterias, hongos y otros patógenos dañinos.

El cardo vegetal, agregado a los baños medicinales, puede brindar alivio a las personas que luchan con problemas dermatológicos o tricológicos. La indicación para el uso de la costilla del diablo es, entre otras

  • alopecia
  • caspa,
  • picazón en la piel
  • micosis,
  • infección bacteriana,
  • Alergia de piel,
  • eritema,
  • acné.

La costilla del diablo también es un excelente remedio para infecciones del tracto urinario, enfermedades renales, inflamación del hígado, enfermedades reumáticas, p. ej. Artritis Reumatoide, artritis idiopática juvenil, lupus eritematoso sistémico, gota.

El uso de infusiones de costilla del diablo no solo limpia el cuerpo de toxinas, sino que también tiene efecto colerético (los ácidos fenólicos contenidos en la costilla del diablo estimulan la producción de bilis). La infusión de la hierba de Tsar mejora el sistema digestivo, reduce los niveles de azúcar y aumenta la inmunidad del cuerpo.

La costilla del diablo es un remedio natural para la conjuntivitis y la sinusitis.

3. Precauciones

Asegúrese de hablar con su médico antes de comenzar cualquier tratamiento de costillas del diablo. Algunas plantas, aunque son naturales, pueden provocar efectos secundarios desagradables en algunos pacientes. Cuando se usa en exceso, el cardo vegetal puede ser tóxico. En casos extremos, también puede causar hígado graso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *