Cánula de traqueotomía: tipos, cuidados, alimentación, conversación, reemplazo

Un tubo de traqueotomía es un tubo especial que se coloca en la tráquea y se fija al cuello con cintas. El tubo de traqueotomía permite la permeabilidad de las vías respiratorias y la ventilación controlada. ¿Qué debe saber sobre un tubo de traqueotomía?

Mira la película: «Los polacos viven 7 años menos que los suecos»

1. ¿Qué es un tubo de traqueotomía?

El tubo de traqueotomía es un tubo especial que le permite abrir las vías respiratorias. Para insertar el tubo, es necesario abrir la pared frontal de la tráquea. Indicaciones de traqueotomía Estos incluyen edema laríngeo, dificultad para respirar, quemaduras del tracto respiratorio superior, lesiones graves del cráneo, un tumor canceroso de la laringe, obstrucciones en la laringe y secreciones bronquiales excesivas.

2. Traqueotomía y traqueotomía

Una traqueotomía es un procedimiento que consiste en cortar la pared frontal de la tráquea y hacer una pequeña abertura. Esta abertura, conocida como traqueotomía, es necesaria para insertar un tubo que le permite respirar sin la vía aérea superior.

3. Tipos de cánulas de traqueotomía

El tubo de traqueotomía tiene forma curva, en un lado tiene un collar que permite que el tubo se adhiera a un apósito o piel. La parte inferior del tubo está equipada con un globo que, al inflarlo con aire, mejora su adherencia en la tráquea.

Esto facilita la respiración y la mucosidad no llega a los bronquios ni a los pulmones. También se puede colocar un globo especial en el tubo para controlar la presión en el interior.

Los tubos varían en curvatura, diámetro y longitud. Elegir el modelo adecuado le permite reducir el riesgo de frotar el material contra la tráquea, lo que puede provocar úlceras por presión o perforación. Por su forma de elaboración destaca tubos de traqueotomía de metal y tubos de plástico, por ejemplo acrílico, plástico o silicona.

4. Cuidado del tubo de traqueotomía

El cuidado de la cánula de traqueotomía es un ritual muy importante que le permite mantener una ventilación adecuada del cuerpo. La secreción debe eliminarse regularmente del conducto, ya que existe el riesgo de complicaciones y problemas de permeabilidad.

Las actividades de cuidados básicos incluyen:

  • succión frecuente de secreciones del tracto respiratorio,
  • lavar los bronquios en casos de secreciones espesas que forman tapones,
  • hidratando el aire inhalado,
  • reducción de la densidad de las secreciones del tracto respiratorio inferior,
  • eliminación de broncoespasmos mediante la administración de fármacos,
  • secar el tracto respiratorio inferior,
  • tratamiento con oxigeno,
  • Cuidado de heridas,
  • cambios frecuentes de apósitos para mantenerlos secos,
  • control de presión en el globo de sellado.

5. Tubo de traqueotomía y comida

Personas después de la traqueotomía son capaces de comer con normalidad porque se acostumbran al tubo y no sienten las molestias que les acompañaron al principio. Sin embargo, debe recordarse que el globo cerca del tubo debe inflarse antes de la comida.

Esto le permite mantener la higiene y reducir el riesgo de que entren residuos en el tracto respiratorio. Después de que termines de comer, el globo debe desinflarse para no causarlo. llagas por presión en la tráquea.

6. Cánula de traqueotomía y habla

Tubo de traqueotomía le permite respirar sin la participación del tracto respiratorio superior, que es la tarea principal de este dispositivo. Desafortunadamente, el cable debe reemplazarse y cuidarse regularmente para que funcione correctamente.

El tubo de traqueotomía estándar evita la comunicación libre, pero se usa cada vez más tubo de fenestración, equipado con orificios especiales que suministran aire a las cuerdas vocales. Este tipo de cable facilita la comunicación por voz, vale la pena consultar a un médico sobre su uso.

7. Reemplazo del tubo de traqueotomía

El tubo debe reemplazarse mensualmente, preferiblemente cada dos semanas. Solo el primer reemplazo debe realizarse dos o tres meses después del procedimiento, ya que la herida debe sanar.

Los primeros cambios pueden ser dolorosos, especialmente al insertar un cordón nuevo. A medida que pasa el tiempo, el paciente se acostumbra a llevar el tubo y el reemplazo se convierte en una rutina. El cambio debe realizarse en presencia de un médico o personal médico.

8. Extracción del tubo de traqueotomía

Antes de retirar el tubo, el tubo se obstruye durante al menos 24 horas para comprobar si el paciente está listo para este paso. El procedimiento se realiza en un camerino, luego de retirar la sonda, el paciente debe permanecer en el hospital por lo menos un día.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *