Calcificación pulmonar: causas y síntomas. ¿Cuándo es necesario el tratamiento?

La calcificación pulmonar es un síntoma común que se diagnostica en las radiografías de tórax. Suele aparecer tras una enfermedad pulmonar, como inflamación o tuberculosis. También puede ser un síntoma de alguna enfermedad autoinmune. La calcificación no es una enfermedad en sí misma y, por lo general, no requiere tratamiento. ¿Cómo reconozco la calcificación pulmonar y hay algo de qué preocuparse?

Mire el video: «2 millones de polacos padecen una enfermedad pulmonar. La mitad no lo sabe»

1. ¿Qué es la calcificación pulmonar?

La calcificación pulmonar es una situación en la que aparecen depósitos granulares en los pulmones formados por una acumulación excesiva sales de calcio. Aunque estos depósitos se encuentran con mayor frecuencia en los pulmones y la pleura, también pueden aparecer en otros tejidos y órganos: la tráquea o los bronquios, los vasos sanguíneos y los ganglios linfáticos.

Por lo general, la calcificación es leve, similar a los granos de café, pero puede ser alta en cantidad. Suelen detectarse de forma accidental.

La calcificación pulmonar no es una enfermedad en sí misma.. Se tratan como síntoma de una enfermedad y siempre se buscan motivos adicionales para su aparición.

2. Causas de calcificación en los pulmones.

La calcificación pulmonar puede tener muchas causas. La mayoría de las veces son un remanente del pasado. enfermedades pulmonares y respiratorias. Pueden aparecer tras infecciones comunes, resfriados o neumonías, pero también pueden ser una consecuencia tuberculosis. Algunas infecciones parasitarias también contribuyen a la formación de calcificaciones.

Algunas enfermedades autoinmunes también pueden contribuir a la acumulación de calcio en los pulmones. Ante todo sarcoidosis y amiloidosis. El problema también puede aparecer como resultado del llamado infarto de pulmón, es decir, una situación en la que el parénquima pulmonar es isquémico.

Las personas que trabajan en condiciones nocivas y están expuestas al polvo, la suciedad y los escombros también están expuestas a la calcificación de los pulmones. contaminantes del aire. Son principalmente empleados de molinos, cementeras, panaderías, fábricas textiles y fábricas de costura. Como resultado de la acción de factores nocivos, se desarrolla neumoconiosis, lo que promueve la formación de depósitos.

3. Síntomas de calcificación pulmonar

La calcificación pulmonar es asintomática y suele detectarse por accidente durante otras pruebas. Sin embargo, si existen muchos depósitos y se ubican en lugares específicos del sistema respiratorio, pueden provocar ciertas dolencias.

Un gran número de depósitos de calcio reduce la capacidad pulmonar y dificulta el intercambio de gases, lo que puede desencadenar:

  • falta de aliento
  • tolerancia reducida al ejercicio
  • tos sin otros síntomas de infección

Por lo tanto, los síntomas de la calcificación pulmonar son inespecíficos y pueden indicar muchas otras afecciones.

Recomendado por nuestros expertos

4. Diagnóstico de calcificación en los pulmones.

La calcificación pulmonar suele detectarse por casualidad durante radiografías de tórax. Si el paciente experimenta dolencias desagradables debido a su presencia, se lo deriva a un examen radiológico, que ayudará a determinar la naturaleza de las lesiones y su ubicación exacta.

Como la calcificación no es una enfermedad en sí misma, su diagnóstico no es extenso y el tratamiento suele ser innecesario.

5. ¿Cómo tratar la calcificación pulmonar?

La presencia de depósitos de calcio en los pulmones no suele causar molestias graves ni interfiere con el funcionamiento diario. Por lo general, su número no es grande. Entonces, si la calcificación pulmonar no restringe la actividad física, obstruye la respiración o reduce el rendimiento diario, no es necesario tratarla.

Estos son cambios benignos que no se convierten en enfermedad neoplásica. Si hay muchos depósitos y dificultan el funcionamiento diario del paciente, el médico decide iniciar el tratamiento. A veces, el paciente tiene que registrarse para un examen radiológico de vez en cuando para evaluar las lesiones.

Si la placa se debe a otra enfermedad, la primera prioridad es tratarla.