Adenocarcinoma: causas, diagnóstico, pronóstico

El adenocarcinoma o adenocarcinoma es un tipo de tumor maligno. Es la variante más común de neoplasia maligna del adulto. Dondequiera que haya epitelio glandular, puede desarrollarse en el cuerpo. ¿Qué vale la pena saber al respecto?

Mira la película: «Los polacos viven 7 años menos que los suecos»

1. ¿Qué es el adenocarcinoma?

El adenocarcinoma (adenocarcinoma, adenocarcinoma) es tumor maligno de origen epitelialque se deriva de los tejidos glandulares. Puede ubicarse en muchos lugares. La lesión se caracteriza por un patrón de crecimiento que imita la formación de estructuras glandulares normales.

El adenocarcinoma puede surgir donde sea que se encuentre epitelio glandular. Este es un tipo de epitelio cuya función principal es la producción de diversas secreciones. Suele presentarse en el tracto digestivo, glándulas endocrinas, páncreas, hígado, endometrio, ovarios, pulmones, próstata, glándulas salivales, pezón y riñones.

Las unidades diagnosticadas con mayor frecuencia son:

  • adenocarcinoma de pulmón. El adenocarcinoma de pulmón representa aproximadamente el 30% de todos los casos de cáncer de pulmón,
  • adenocarcinoma colorrectal,
  • adenocarcinoma de mama,
  • adenocarcinoma gástrico,
  • adenocarcinoma uterino,
  • adenocarcinoma de páncreas,
  • adenocarcinoma de próstata.

2. Causas y factores de riesgo del adenocarcinoma

El tumor se origina en la mucosa de órganos con epitelio glandular. También puede surgir como resultado de la sustitución de tejido maduro por otro completamente diferenciado, con mayor frecuencia en respuesta a una irritación crónica del epitelio glandular (basada en la metaplasia). Sucede que adenocarcinoma se desarrolla como resultado de malignidad Tumores glandulares benignos no infiltrantes (adenomas).

Recomendado por nuestros expertos

Actualmente, la medicina no puede determinar claramente las causas del adenoma. Sin embargo, existen factores de riesgo que influyen significativamente en el desarrollo de este cáncer.

Los factores de riesgo del adenocarcinoma son:

  • inflamación crónica (adenocarcinoma de páncreas y estómago),
  • obesidad y dieta inadecuada (en adenocarcinoma de colon, endometrio, pezón y esófago),
  • tabaquismo (principalmente en adenocarcinoma de pulmón),
  • hormonas sexuales (en cánceres de próstata, mama, endometrio u ovario).

También es posible herencia del adenocarcinoma. En algunos casos, la transmisión de mutaciones genéticas juega un papel.

3. Diagnóstico de adenocarcinoma

En la etapa inicial de desarrollo, los adenomas no muestran ningún síntoma. Los primeros síntomas aparecen en la etapa avanzada. etapa de desarrollo del tumor, y los síntomas de un adenoma dependen principalmente de su ubicación.

Para diagnosticar el adenocarcinoma son imprescindibles pruebas de imagencomo tomografía computarizada, ultrasonido, mamografía y resonancia magnética. Cuando indican la presencia de un tumor, se toma material de la lesión para examen histopatológico o citológico para determinar el tipo de tumor.

Para descargar un fragmento de un cambio, se utilizan los siguientes métodos:

  • hisopo de cepillo (hisopo bronquial o biliar),
  • legrado del canal cervical o de la cavidad uterina (en caso de sospecha de adenocarcinoma endometrial o cervical),
  • biopsia con aguja fina bajo guía ecográfica (en tumores de las glándulas salivales y la glándula tiroides),
  • biopsia con aguja fina realizada durante una ecografía endoscópica (en los cambios en los conductos biliares y el páncreas),
  • biopsia con aguja gruesa (en caso de sospecha de adenocarcinoma de mama y próstata),
  • tomar muestras durante la gastroscopia (en lesiones de estómago o sospecha de adenocarcinoma de esófago),
  • Toma de muestras durante una colonoscopia (en tumores colorrectales) o una broncoscopia (en cáncer de pulmón).

4. Tratamiento del adenocarcinoma

El tratamiento de los adenocarcinomas incluye quimioterapia, radioterapia, cirugía, hormonoterapia y inmunoterapia. El método y la intensidad del tratamiento dependen de:

  • ubicación del tumor,
  • resecabilidad de la lesión (posibilidad de su escisión completa),
  • si se trata de un adenocarcinoma sin metástasis o con metástasis,
  • estado general del paciente.

El diagnóstico de adenocarcinoma por sí solo no dice mucho sobre el pronóstico, ya que solo lo determina estructura microscópica y confirma que su origen es el epitelio glandular. En cuanto al pronóstico del adenocarcinoma, es necesario obtener una imagen completa de la enfermedad neoplásica.

Lo más importante es averiguarlo etapa de avance y grado de malignidad histológica. Esto significa que el pronóstico de cada adenocarcinoma puede ser diferente. Se diagnostican tanto el adenocarcinoma, que da posibilidad de curación, como un cambio asociado a un peor pronóstico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *